Saturno

SaturnoSaturno es la parte visible de Binah, su Rostro planetario y es el que ejerce funciones ordenadoras en el universo. Saturno convierte la potencialidad de Hochmah en Leyes que permiten al universo funcionar de acuerdo con unas normas precisas, y permiten al mismo tiempo al individuo descubrirlas y llevar una actuación conforme a las mismas.

Binah-Saturno exteriorizó la obra divina, la exportó, por decirlo así, a niveles inferiores, y esa función exportadora fue llamada Sacrificio, del mismo modo que cuando un país exporta a otro sus bienes, los sacrifica a su consumo personal, con el fin egoísta de obtener divisas. Lo que Binah buscaba con su sacrificio era Conocimiento.

En la Biblia vemos como Moisés recibió de Yahvé, la divinidad actuante en Binah, las reglas precisas por las que debía regirse el Pueblo elegido. Más tarde, Salomón recibió las medidas del Templo que debía edificar, dictadas con todo detalle. En el Horóscopo individual de cada uno, Saturno representa la Regla.

Cuando Saturno entra en fase activa en un Horóscopo, ello significa que está dictándole a la persona reglas, como se la dictó a Moisés y Salomón: le dice cómo debe moverse, donde debe ir, la proporción que deben tener todas las cosas. Claro que el hombre medio no está en condiciones de escuchar esa voz y transgrede esas reglas. La no observancia de la norma acarrea los males derivados de ello y vienen los accidentes y los reveses.

Así pues, siendo el institutor de la Ley, Saturno será el Centro que permitirá comprender el funcionamiento de la máquina cósmica. Urano procurará esa comprensión por iluminación, por golpe de flash, como dijimos al hablar de ese planeta. Saturno lo hará mediante el estudio de sus leyes. Su posición en un tema indicará pues en primer lugar en qué parte el individuo debe buscar el conocimiento por el estudio.

Si la vida empezara para nosotros en la presente encarnación, Saturno se limitaría a ser un dador de normas. Pero la vida es historia antigua, y en esa suma y sigue que todos arrastramos, cuando una existencia termina, la síntesis de lo construido sube de nuevo arriba y, en el umbral de una nueva existencia, Saturno no sólo será el que fija las normas, sino también el que rectifica lo anteriormente hecho y que no se ajusta a ellas.

Sus instrumentos para esa labor son, como sabemos Marte y Mercurio, los Sefirot de su Columna, él mismo reservándose la función de crear el marco en el que la nueva existencia ha de desarrollarse. Saturno es el padre de todas las representaciones materiales, de todas las cristalizaciones macro o micro-cósmicas y de él recibe el hombre el espacio-destino en el que vivirá su drama. Saturno en un Horóscopo representará pues la Ley y las disposiciones para reintegrarse a esa Ley cuando ha sido violada.

Kabaleb

Si te gusta, ¡compártelo!
Aun no hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies