Manual de Instrucciones para la Alegría

En la Universidad de Basel se realizó un experimento años atrás en el que descubrieron que el botox aliviaba los síntomas de la depresión. Eso era posible porque una de las fuentes de información que posee nuestro cerebro para determinar el estado de ánimo que tenemos (además de el tono de voz, la forma de caminar, nuestros gestos…) es la que le ofrecen los músculos faciales. Al inyectar botox, la expresión de la cara se reduce y el cerebro no detecta algunos de los indicadores de tristeza. (Fuente: Rincón de la Psicología).

Mi intención no es la de animar al personal a inyectarse, sino que me quedo con la parte más simbólica. Este experimento ofrece muchas pistas para darnos cuenta que es de suma importancia prestar atención a nuestro cuerpo. Dependiendo de como lo manejemos, le estaremos dando unas señales a nuestro cerebro para interpretar nuestro estado de ánimo, pero ¿qué sucedría si lo engañáramos de forma positiva?

El ejercicio de hoy trata de aportar algunas claves al Manual de Instrucciones para la Alegría. Primero de todo, tienes que revivir una situación en la que hayas estado muy alegre. Sitúate frente a un espejo y rememora lo que sentías, cómo te movías, qué pensabas, que cara ponías. Coge un papel y apúntalo todo, en detalle. Tómate tu tiempo para analizar el máximo de características posibles. Una vez tengas toda la información, deberás guardarla en un sitio que te quede a mano, como tu cartera, por ejemplo. Cuando algún día te sientas triste, con enfado, rabia o cualquier emoción que no te guste, sacarás tus Claves para la Alegría e intentarás cambiar todo lo que puedas: tu expresión facial, los gestos, la manera de andar, la postura corporal, imitando ese momento mágico. De esta forma estarás transmitiéndole un montón de señales a tu cerebro para que crea que está contento, entonces él generará endorfinas (que tienen efecto analgésico y transmiten sensación de bienestar) y se encargará de modificar los demás factores para que te sientas mejor.

¡Apasiónate, vive, cambia!

Silvia Llop, psicóloga (colegiada núm. 20495)

Si te gusta, ¡compártelo!

Etiquetas:, , , ,

2 Respuestas to “Manual de Instrucciones para la Alegría”

  1. jomerod31/10/2012 at 13:23 #

    El cerebro humano es un órgano muy perfeccionado y el mayor del sistema nervioso central que está allí para controlar y procesar las acciones y reacciones de su dueño, pero no es el generador de este proceso. Hay otro vehículo, díscolo y destructivo, que es el Cuerpo de Deseos, apenas vislumbrado por la ciencia ortodoxa, que es el encargado de de generar los deseos, emociones y sentimientos. Cuando se realiza el ejercicio que ustedes sugieren, se está en efecto activando la memoria de acontecimientos gratos, en este caso, consciente o inconsciente de acontecimientos registrados en otro vehículo del ser humano y de los seres vivos denominado el Cuerpo Vital, en constante lucha con el Cuerpo Astral o de Deseos. Siendo la nota- clave de este vehículo último la repetición, mientras más se realice esta práctica sugerida en el artículo, seguramente mejores resultados pueden obtenerse. Se dice que el hombre es lo que piensa. Saludos

  2. jomerod31/10/2012 at 13:58 #

    Reblogged this on jomerod and commented:
    AddEl cerebro humano es un órgano muy perfeccionado y el mayor del sistema nervioso central que está allí para controlar y procesar las acciones y reacciones de su dueño, pero no es el generador de este proceso. Hay otro vehículo, díscolo y destructivo, que es el Cuerpo de Deseos, apenas vislumbrado por la ciencia ortodoxa, que es el encargado de de generar los deseos, emociones y sentimientos. Cuando se realiza el ejercicio que ustedes sugieren, se está en efecto activando la memoria de acontecimientos gratos, en este caso, consciente o inconsciente de acontecimientos registrados en otro vehículo del ser humano y de los seres vivos denominado el Cuerpo Vital, en constante lucha con el Cuerpo Astral o de Deseos. Siendo la nota- clave de este vehículo último la repetición, mientras más se realice esta práctica sugerida en el artículo, seguramente mejores resultados pueden obtenerse. Se dice que el hombre es lo que piensa. Saludos your thoughts here… (optional)

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies