Las 7 cosas que nunca puedes olvidar cuando pases por un mal momento

Hay momentos en la vida que marcan un antes y un después. Los hay de profunda alegría y otros de mucha tristeza. Hoy quiero hablar de la segunda categoría, de cuando sucede algo que nos empuja a escondernos en una cueva oscura que a veces parece que no tiene escapatoria. Puede que sea un gran acontecimiento, sonoro, explosivo, evidente. O puede que simplemente se trate de una acumulación de vivencias, pensamientos, emociones, sucesos en cadena que dan como resultado el agotamiento de nuestras fuerzas.

Aquí tienes una lista de las 7 cosas que nunca puedes olvidar cuando pases por un mal momento.

1. Puede que hayas entrado en un oscuro laberinto del cual en este momento no ves la forma de salir, pero si hay un camino de entrada significa que hay uno (o varios) de salida. Que tardes más o menos en encontrarlo dependerá de lo que tengas que solucionar en el proceso, pero siempre hay un modo de salir.laberinto salida

2. No te interesa juntarte con gente que te hace sentir mal. Si hay personas de tu entorno que consiguen empeorar tu estado de ánimo por su forma de relacionarse contigo, por lo que te dicen o por lo que hacen, no les des el poder de hundirte. Escucha lo que tengan que decir, analiza si puedes utilizar algo a tu favor y elimina todo lo demás.

3. Las circunstancias externas no controlan tu vida porque tu vida la controlas tú. Pensar que no puedes hacer nada para cambiar cualquier situación en la que te encuentres será una limitación muy grande que no te servirá de nada.

tu controlas tu vida

4. Todo lo que ocurre tiene una razón de ser. Es complicado llegar a comprenderlo cuando estás justo en medio de una tormenta, pero hay un motivo por el cual estás pasando por este proceso de malestar y es importante que lo entiendas para así poder avanzar hacia la fase del cambio.

5. Si no estás a gusto en la situación en la que te encuentras, lo peor que puedes hacer es no hacer nada. Tienes que implementar cambios en tu vida, por pequeños que sean. Alterar el orden de tu rutina diaria podría ser un buen comienzo. Cuando tú te mueves, el mundo también lo hace.

6. Es bueno que cuando pasas por malos momentos, emplees una parte de tu tiempo en imaginar lo que querrías que sucediera. Tu mente es más poderosa de lo que crees, así que trata siempre de pensar en los mejores escenarios posibles porque de este modo los estarás atrayendo hacia ti.

imaginar cosas positivas

7. Muchas veces las emociones van ligadas a pensamientos. Así pues, pensar en negativo, es fácil que dé lugar a una mala sensación y pensar en positivo a una buena sensación. Puede que pensar de un modo optimista no sea lo que te salga más natural en una situación de malestar, pero forzarte un poco no te hará ningún daño.

¡Apasiónate, vive, cambia!

Silvia Llop, psicóloga (colegiada núm. 20495)

Si te gusta, ¡compártelo!

Etiquetas:, , , , ,

Aun no hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies