Adiós al año que se va, bienvenido el nuevo año 2018

Y si te espera un año maravilloso. Y si 2018 llega cargado de regalos. Y si a la vuelta de la esquina se esconde una gran oportunidad… Y si intentas cazarlas al vuelo.

Tenemos un dicho que reza: Año nuevo, vida nueva, y deberíamos seguirlo al pie de la letra. En lugar de decir aquello de: por lo menos que éste sea como el anterior. El problema es que tenemos tendencia a engancharnos a: más vale malo conocido que bueno por conocer.

2018 va a ser un año lleno de posibilidades (aunque a más de uno le parezca que todo el bacalao está vendido), en el que primará la necesidad de reordenar nuestra realidad, de organizarnos, de cambiar el orden que habíamos trazado antes. Ello será debido a que el Saturno, Venus, Sol y Plutón se encuentran en el signo de Capricornio al inicio de este año.

Capricornio va a transmitir, entre otras cosas, que para obtener un buen rendimiento en la vida, es menos importante ser inteligente y lo es más saber hacer las cosas en su día y en su hora. Se tratará de poner en práctica nuestras teorías y a predicar con el ejemplo, cosechando experiencias dirigidas a que podamos avanzar.

Por otro lado, estando activa la esencia de Hochmah, en el Árbol de la Vida, tendremos facilidad para conectar con nuestra esencia espiritual, con nuestro Ego Superior y a través de la relajación, de la meditación, alcanzaremos estados de conciencia que nos permitan comprender y avanzar.

Así, cuando los problemas soplen demasiado cerca, cuando llame a la puerta la crisis (e incluso antes), debemos buscar un espacio de tranquilidad y conectar con nuestro ser interno para encontrar respuestas.

A nivel numerológico, 2018 suma 2 (si lo reducimos a una cifra), que es un número de Hochmah, el séfira de la suerte y la providencia. Significa que éste va a ser un año de buena fortuna, de amor, en el que la providencia ayudará a salir de los atolladeros. La labor principal de Hochmah es marcar la diferencia entre la luz y la oscuridad.

Significa que 2018 será un año de grandes contrastes, en el que una parte de la población estará muy bien y la otra muy mal. Lo positivo es que tenemos la posibilidad de elegir hacia qué bando queremos arrimarnos.

Una curiosidad para el 2018 es que se producen pocos aspectos. Quiere decir que será un año en el que costará mover la voluntad.  La tendencia será dejar que las cosas vengan solas, como esperando a que el destino se cumpla.

Lo malo de esta dinámica, es que si los acontecimientos son negativos, nos dejemos envolver por ellos. El antídoto será tomar las riendas, dirigir la nave, con la seguridad de que tenemos autoridad sobre ella.

Buenas perspectivas para este 2018, siempre y cuando estés en disposición de cambiar lo que sea necesario y tengas ganas de avanzar, de desprenderte del lastre, de dejar atrás las penas y la negatividad.

¡Vamos, vamos, a vivirrrrrrrrrr!!

¡Feliz y amoroso 2018!

¡Apasiónate, Vive, Cambia!

Tristán Llop

Si te gusta, ¡compártelo!

Etiquetas:, ,

2 Respuestas to “Adiós al año que se va, bienvenido el nuevo año 2018”

  1. jaqueline29/12/2017 at 22:47 #

    Muchas gracias ,y feliz nuevo año ,abrazos

  2. Gloria Consuelo Orozco Restrepo01/01/2018 at 18:27 #

    Muchas gracias…feliz y bendecido año.

Deja un comentario

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies